eGela

Berritzegune Nagusia

Ikusmen urritasuna eta irisgarritasuna – Discapacidad visual y accesibilidad

Procedencia de la imagen

Desgaitasuna duten Pertsonen Eskubideak bermatzen dituen NBEren ( nazio batuen erakundea) Hitzarmena errespetatzeko helburuarekin, Euskadiko Autonomia Erkidegoko Ikusteko urritasuna duten ikasleak hezkuntzan barne hartzeko Baliabidetegiko zuzendaritzetakoek  zenbait gomendio iradoki nahi dizkizuegu, hezkuntza komunitateak, anitzagoak funtzionalki eta atseginagoak izan daitezen beraien agenteekiko.
Gure asmoa, “denentzako eskola” lortzeko zuekin elkarlanean aritzea da. Zalantzaren bat eduki edota azalpenen bat  nahi izanez gero, gurekin harremanetan jartzea nahiko genuke.
Ikusmen urria duten edo itsuak diren ikasleen pertzepzioa eta mugikortasuna errazteko, ikusmen patología edozein izanda ere, beharrezkoak dira egokitzapen batzuk  egitea eremu desberdinetan.

Con el fin de respetar la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, desde las direcciones de los CRIs de la Comunidad Autónoma Vasca queremos sugeriros algunas recomendaciones para que las comunidades educativas sean más diversas funcionalmente y más amables  para todos sus agentes.

Nuestra intención es colaborar con vosotros y vosotras para lograr una escuela para todos/as  y en caso de duda o alguna aclaración os pongáis en contacto con nosotros. Para facilitar la percepción y el desenvolvimiento del alumnado con ceguera  o con baja visión, independientemente de cual sea su patología visual, son necesarias algunas adaptaciones en diferentes ámbitos.

Adaptaciones en cuanto al espacio:

1.    El espacio escolar en general:

  • Iluminación: brillo y efecto cortina.  En general, con mayores niveles de luz mejor rendimiento, la resolución visual y la percepción de la profundidad en el alumnado con discapacidad visual, aunque a veces suponga una disminución de lo confortable.
  • Adecuación de los indicadores. Es importante que las áreas comunes y de uso habitual entre el alumnado, tales como aseos, comedores, aulas con funciones diferentes,  laboratorios, de gimnasia, ludo-teca… estén señalizadas de  manera perceptible, favoreciendo el acceso a la comunicación.
  • Barreras físicas: Elementos salientes de el mobiliario no proyectados al suelo (extintores, ventanas abiertas hacia el interior indicadores en bandera), escaleras irregulares sin protección, puertas de cristal no señalizadas,…,  deben estar colocados de forma que puedan prevenirse. Si no llegan al suelo no son detectados por los auxiliares de movilidad. (bastón).

2.    El aula. Dentro del aula se deberá tener en cuenta los mismos principios que respecto al centro escolar y además:

  • Buena iluminación evitando el deslumbramiento, sombras y reflejos.
  • Garantizar el uso de auxiliares materiales, ópticos, técnicos y tiflotécnicos.
  • Mantener un entorno ordenado y constante sin alteraciones que le hagan vivir sin puntos de referencia.
  • Un espacio amplio que le permita guardar y usar los materiales específicos. Crear conciencia dentro del grupo-aula de ello.

Adaptaciones en cuanto al material didáctico.

Las representaciones gráficas: láminas, dibujos, mapas…, deben ser:

  • Sencillas, sin superponer la información que quieran trasmitir, resaltando los elementos principales, para que el objetivo sea fácilmente identificable.
  • El tamaño de los objetos debe de ser equilibrado, ni grande ni pequeño, para que el alumno pueda percibirlo sin tenerlo que parcializarlo ni obviarlo. El tamaño de una mano del niño es una referencia adecuada para presentar los dibujos.
  • Existe una gran diferencia entre la interpretación visual y táctil. Para que las representaciones sean percibidas por el tacto debe haber una relación y continuidad espacial y además la memoria táctil es mucho más pobre y concreta que la memoria visual. Por tanto todo aquello que se quiera presentar para ser percibido a través del tacto debe ser hecho por especialistas.
  • Un gran recurso didáctico es la adaptación al audio del material impreso ( libro hablado). Estará siempre condicionado al desarrollo personal del niño y será hecho por profesionales de la ONCE y/o del  CRI.
  • El software y hardware  específico es imprescindible para la accesibilidad escolar controlando su  prescripción, instrucción y manejo por profesionales acreditados.

La comunicación y metodología.

  • La comunicación entre las  personas que ven y las personas con  discapacidad visual y ciegas es necesariamente distinta que entre dos personas que ven, ya que para una de ellas la comunicación no verbal, que siempre acompaña a la verbal, se pierde.
  • Para que la comunicación entre personas que ven y personas ciegas o con baja visión sea auténtica, es importante tener una actitud de respeto y evitar la conmiseración.
  • Cada individuo es único y la discapacidad visual debe ser considerada como una característica o condición más de esa persona. Además, las diferencias individuales en cuanto a grado de discapacidad visual, aptitudes personales, nivel de autonomía, etc., hacen que cada persona tenga niveles diferentes de funcionamiento. Por eso, el respeto a la persona con deficiencia visual se debe reflejar entre otras cosas en:
    • Preguntar antes de ofrecer ayuda.
    • No forzar a recibir una ayuda no necesaria.
    • Evitar la sobreprotección.
    • No generalizar, el comportamiento de una persona con discapacidad  visual no tiene porque ser igual al de otra.

Para finalizar nos gustaría insistir en que todo aquello que la escuela ofrece al alumnado, sea de verdad para todos y todas y hecho por profesionales. Evitar el voluntarismo basado en creencias.

AUTORES DEL ARTÍCULO: profesionales de los centros de recursos para la inclusión educativa del alumnado con discapacidad visual (CRI).

  • Ernesto Albandoz :jefe de estudios CRI Bilbao
  • Fernando  Fuentes López:Técnico de Rehabilitación básica del CRI de Bilbao
  • Teresa Magaña Hernández: Directora del CRI de Bilbao
  • Mirari Valverde: Directora del CRI de Álava
  • Leonor Blesa: Directora del CRI de  Gipuzkoa

Comments are closed.